El blog de Inés Sabanés

# Reiniciando Blog

Pasadas las urgencias #reinicio mi actividad bloguera. Necesité tiempo para reorganizarme, centrarme, asentar las decisiones tomadas y compartirlas. En eso estaba cuando se adelantó la campaña electoral. Me ocupé de la coordinación de la campaña Equo, además de hacerla . Ahora considero que es el momento para un tiempo que –necesariamente- tiene que ser más reflexivo y de largo aliento.
Creo que Equo ha sido y es,  un intento  muy serio de superación de la tradicional estructura de los espacios y formas políticas en el ámbito de las izquierdas y de otras  expresiones o causas que ha marcado la dialéctica política en los últimos 20 años . Intento con vocación de permanencia y que ha concurrido a la elecciones , cosa que algunos descartaron con anterioridad. Precisamente porque no queríamos reiterar esta dialéctica y porque no queremos  fusiones tácticas y subsidariedades derivadas de la mismas tensiones y el bucle entre las socialdemocracia y la denominada izquierda transformadora o alternativa.

La base del proyecto Equo pone en el centro la ecología política apostando por la transición justa del modelo económico desarrollista y señalando claramente la contradicción global del siglo XXI , el  crecimiento ilimitado generador de profundas desigualdades , con el consecuente colapso social y riesgo para el planeta. Apuesta- también-  por los derechos del estado de bienestar sin ambigüedades y por la regeneración democrática -también- con transición de una democracia representativa a una deliberativa , donde las estructuras de los partidos políticos y las instituciones tienen que ser profundamente reformadas. Es imprescindible una verdadera revolución democrática , en la que quien aspire a cambiar correlaciones de fuerzas deberá de demostrar su capacidad de ceder soberanía y tejer las verdaderas alianzas con la ciudadanía , en un debate abierto y compartido.

Frente a las tesis clásicas de bloques y frentes planteadas a lo largo de todos estos años Equo pone el acento en la horizontalidad, en la diversidad y en un modelo de relaciones y alianzas mucho más flexible y dinámico . El trabajo en red frente a las estructuras clásicas orgánicas y como consecuencia  alianzas que se basan en el compromiso y consenso de base ciudadana y que se resuelve- en la práctica- con la cooperación y colaboración política de los espacios compatibles frente a confrontación o dinámicas hegemónicas trazadas desde los debates interiorizados de mayorías y minorías..

La construcción Equo y la campaña electoral ha sido una experiencia muy intensa. El nivel de colaboración , apoyos , voluntari@s , aportaciones, ideas o propuestas ha sido espectacular y muy diferente a lo que cualquiera pueda imaginar. A pesar de lo que se ha dicho , la mayoría de la gente con la que crecemos en su mayoría no habían estado nunca organizados en política, tenían y tienen múltiples y variadas causas para intentar una experiencia como la de Equo . Por lo mismo más allá de los resultados y de las lecturas cuantitativas, de porcentajes o de táctica electoral hemos creado una base de trabajo y unas redes que permiten seguir adelante con el proyecto.

Como era de esperar, el sistema ha reforzado las apariencias de cambio . Un bipartidismo que disminuye un poco , pero que no peligra . Se mantiene la ya clásica relación contradictoria  entre las diferentes “expresiones” de las izquierdas con representación parlamentaria . Aunque para ser exactos se ha visto algún brote crítico y comprometido con posibles cambios de futuro. Lo que es difícil de aventurar es si finalmente de estos brotes surgirán bases suficientes para tejer sin descanso nuevas y diversas redes o vencerán las viejas inercias de los remiendos .

Hay tiempo por delante, las ansiedades electorales se han tranquilizado y los riesgos de involución son una dura realidad que nos amenaza a tod@s. No estaba en juego sólo un resultado electoral , estaba en juego un modelo de protección y de derechos cuyas garantías además de pasar por medidas de control de los mercados e inversiones especulativas pasan irremediablemente por un radical cambio de modelo económico por lo que las alternativas para la creación de empleo sostenible y estable de la ecología política jugará un papel fundamental . De la misma forma que ya no se puede obviar que el futuro , no pasa por seguir instalados en los partido clásicos, planteando políticas de alianzas de los años 80 , bajo la supervisión de los aparatos de los partidos y con el “monopolio” en la representación . Creo que no será posible superar la crisis que nos amenaza con la hegemonía de las políticas y pensamiento conservador teorizando –ahora- una convergencia táctica de partidos y sindicatos , sin que en ambos se produzca un proceso profundo de ” renovación de la política ” y sus formas.
 En Equo, seguramente hemos pecado de un exceso de optimismo. Hemos cometido errores a la hora de pensar que podíamos ser capaces en poco tiempo de explicar un marco de actuación diferente a los análisis cuantitativos , de bloques , de alianzas tácticas o de utilidad del voto .Pero también creo, que para quien lo haya querido ver- hemos abierto un camino para poder pensar en nuevos modelos de de cooperación y colaboración , que pongan en valor la diversidad con fórmulas que respondan a las necesidades del siglo XXI . Creo que hemos cumplido nuestros objetivos para ganar un espacio para el gran debate de futuro a partir del l 20N .
Por eso precisamente , estoy convencida que hay caminos que no conviene desandar , por difíciles que sean . Porqué como diría mi amiga Almudena , después del desierto hay vida.


Categorised as: General


41 Comments

  1. ana cano dice:

    Todo políticamente correcto, sin embargo creo que sobran referencias al término izquierda (hay dicotomias que EQUO debería tener superadas, no aportan nada) y sobra “profesionalismo político”, algo de lo que huimos los que nos hemos acercado a Equo desde el rechazo a partidos,políticos y políticas que nos han desengañado. En este sentido tu pasado es un lastre para tí que espero no lo sea para EQUO. Sinceramente creo que restas más que apotas al proyecto estando en primera linea. Ayudaríás más cuanto menos visible seas.

  2. Pintiparada dice:

    Pues para mí precisamente, el término izquierda no es que sobre, si no que falta, y ha faltado en la estrategia programática de EQUO. Porque soy de las que pienso que la ecología política no es posible en derecha, en la derecha tal y como está constituída en España (por ser benevolente, vaya). El miedo a colocarse en las izquierdas es algo que efectivamente debemos superar. Y si hay que abrir el debate en EQUO (y no digo reabrir, yo desde el principio supe que estaba en un proyecto de izuquierdas) pues que se abra, tenemos tiempo de sobra. Pero hemos de salir reforzados y con las pautas claras.
    Me sorprende que le tengamos miedo a un posicionamiento que no implica una hegemonía ni una cesión de “capitaneado”. Faltaría más. Estoy hasta las narices de supuestas aperturas que lo único que quieren es un tacticismo q no lleva a ninguna parte, y a un paternalismo que raya en el insulto al ciudadano. Pero incluso esta circunstancia negativa a priori debería ser un acicate para hacerse más fuerte en las convicciones, no para abandonar territorios como la justicia social, la equidad, la sostenibilidad por descontado…
    Yo no renuncio a eso, y lo hago desde mi posicionamiento de siempre: La izquierda.
    Y Ana, tener a Inés a bordo es una garantía para saber que estamos en un lugar correcto de la batalla. Te aseguro que muchos se han animado a apuntarse a ester proyecto después de verla a ella y a gente como Reyes Montiel. Negar esta verdad es demasiado ingenuo.
    Entiendo las reflexiones sobre la adecuación o no de circunscribirse a algo tan obtuso como un eje izquierda-derecha. Si es que estoy de acuerdo. Yo no juego al debate de los 80 como dice Inés. Ése es el que no tiene sentido. Yo hablo de izquierda alternativa e izquierda verde (tanto monta, monta tanto. Son lo mismo). Hay opciones ideológicas que tienen nombre, y que no tienen dueño. No les cedamos la autoría ni la exclusividad a pensamientos obtusos y antiguos, ni neguemos esta realidad basándonos en una horizontalidad que supuestamente diluya esta situación. Facilita su comprensión, debate y renovación, como no puede ser de otra forma. Lo otro es regalarles la victoria.

  3. Nynaeve dice:

    Pues yo te he echado de menos, para qué voy a negarlo… ;-)

    Pero te diré que este escrito no me gusta. No sé si porque no lo estoy interpretando bien, o porque lo hago demasiado bien…

    ¿Bloques? a qué te refieres Inés… ¿izquierda y derecha? igual es que no te estoy entendiendo.

    Tras el análisis del programa de Equo vs IU realizado por Roberto Cacho, todavía entiendo menos…

    No sé si hablas de bloques, para poder integrar lo que dice Lopez de Uralde de que Equo no es de izquierdas o de derechas, o por qué. Desde luego el programa si que ha tenido una ideología…

    Quizá tu primera comentarista no sepa eso. Quizá… porque tampoco entiendo su comentario. ¿Odio a IU y por ende te traslada que si eres visible no sumas?

  4. Nynaeve dice:

    Pues yo te he echado de menos, para qué voy a negarlo… ;-)

    Pero te diré que este escrito no me gusta. No sé si porque no lo estoy interpretando bien, o porque lo hago demasiado bien…

    ¿Bloques? a qué te refieres Inés… ¿izquierda y derecha? igual es que no te estoy entendiendo.

    Tras el análisis del programa de Equo vs IU realizado por Roberto Cacho, todavía entiendo menos…

    No sé si hablas de bloques, para poder integrar lo que dice Lopez de Uralde de que Equo no es de izquierdas o de derechas, o por qué. Desde luego el programa si que ha tenido una ideología…

    Quizá tu primera comentarista no sepa eso. Quizá… porque tampoco entiendo su comentario. ¿Odio a IU y por ende te traslada que si eres visible no sumas?

    ¿Qué pasa, que para ella sólo tiene pasado quien, Lopez de Uralde?

    En fin, en todas las casas cuecen habas y en las nuevas, pues todavía está por ver.

    Te seguiré de cerca y espero encontrarte de nuevo, por esas calles, en las mismas luchas… y quizá en algún momento veamos ese sueño de que la izquierda deje de decirse los unos a los otros qué es lo que tienen que hacer y se pongan a construir algo juntos…

    Un beso, guapa…

  5. Don Ricardo dice:

    Yo no he dejado Izquierda Unida y he contribuido -y voy a seguir haciéndolo- con todas mis fuerzas a la constitución de una nueva fuerza política en la que no estén presentes algunos de los problemas que terminaron apartándome de IU, para que una de mis nuevas compañeras, como es el caso de Ana Cano, me diga que sobro o que soy un lastre para la organización, o que debo ser un militante de segunda, y esconderme detrás de la puerta, no sea que alguien me vaya a sorprender con el puño en alto.

    Soy de izquierdas, soy socialista, y no pienso militar ni apoyar jamás una organización política que no sea de izquierdas. La EQUO que se acaba de presentar a las elecciones lo ha hecho con un programa claramente de izquierdas, y por eso me he dejado las uñas intentando sacar el diputado. Puede ser que coyunturalmente, en algún momento determinado se puedan destacar ciertas cosas de nuestra identidad para atraer apoyos de personas que no tengan una identidad política especialmente definidas, pero de ahí a negar la propia identidad, hay un trecho que yo, desde luego, no pienso recorrer. Porque cuando se niega ser de izquierdas se es de derechas.

    Soy de izquierdas porque creo que en el mundo hay explotadores y explotados, porque creo que la lucha de clases es un hecho cierto, aunque ya no sea tan claro e identificable como en el siglo XIX, y aunque desde mediados del XX se haya globalizado, introduciendo en la explotación un uso irracional e insostenible de los recursos del planeta que nos obliga a hacernos nuevos planteamientos. Soy de izquierdas por muchas cosas más, pero esa es la central, y lo demás es accesorio.

    Pero EQUO no es sólo “lo verde”, y creo que no debe integrarse en una tradición verde que existe y que no se reconoce como de derechas ni de izquierdas, porque pone todo el acento en la conservación ambiental, y el resto de problemas sociales sólo los trata de pasada, porque esa tradición que no se reconoce de derechas ni de izquierdas, por muy verde que sea, y como todo aquel que no se ubica, es de derechas, y efectivamente, puede pactar con el PP -como ha dicho alguien en la EQUOmunidad- porque el PP también quiere conservar el medio ambiente. Acabáramos.

    EQUO es más que lo verde, como ha quedado claro en el apoyo electoral recibido, que ha sido escueto, pequeño y decepcionante, pero que ha triplicado el resultado tradicional de los partidos verdes. EQUO ha incorporado a mucha gente y muchos apoyos de la tradición roja -de ahí el nivel un poco absurdo de tensión con IU que se ha en algunos momentos de la campaña- como consecuencia de aportaciones políticas que no son ni mucho menos de “lo verde” sino de la izquierda alternativa y de otras tradiciones de la izquierda: la regeneración democrática, la transparencia, el activismo responsable, la capacidad del propio individuo de realizar cambios cambiando sus hábitos, la apuesta por lo público y por lo social presentes en el programa, son valores que no son nuevos, que proceden de la izquierda y que EQUO ha querido materializar desde el principio.

    Todo eso es lo que me ha llevado a mí a EQUO y me ha hecho salir de IU, harto de se hable mucho de ello, pero se aplique con muy poca eficacia y nula voluntad desde la dirección, con algunas excepciones…

    No pienso ocultarme, como le pide Ana Cano a Inés por su pasado, y por lo tanto a mí, que tengo un pasado similar al de Inés. Y no voy a hacerlo, por una razón fundamental: estoy orgulloso de ese pasado, y mi presente no es más que su continuación natural y sin ruptura alguna. Estoy orgulloso de haber militado durante 22 años en Izquierda Unida, una fuerza política a la que hoy aún me considero muy cercano, por más que a veces me cabree como un mono con algunos de sus militantes que, además, en muchos casos, son mis amigos.

    La izquierda es amplia y hay espacio para todos, simplemente tenemos que reconocernos unos a otros, cada uno con sus peculiaridades y sus problemas, y tiene un problema mucho mayor que la pluralidad, que no es problema, sino valor. El gran problema que tenemos es que nuestros apoyos naturales, están apoyando a aquellos partidos políticos cuyos programas manifiestos u ocultos, consisten en recortar el estado del bienestar, someter la democracia al capital y, por supuesto, depredar el planeta.

    Todos, los rojos, los verdes, los blancos y los morados, somos participes de ese problema y entre todos debemos buscar la forma de resolverlo.

  6. Jose dice:

    Pues a mi me parece que le ha faltado fuerza y precisión al mensaje para llegar a la gente. A diferencia como hicieron iniciativa y los verdes en Cataluña. Igualmente hacer un movimiento ecologista basado prácticamente solo en Madrid me parece un error. Ya que es la ciudad posiblemente menos ecológica de España y sus habitantes no son mas los eco-conscientes para depender de sus votos.

  7. Gabriel Lago Blasco dice:

    Y yo, por continuar con lo que expone Don Ricardo, no me he decidido por fin , 17 años después de acabar Ciencias Políticas, a ingresar y aportar todo lo que me es posible en una formación política, si sus integrantes se permiten el lujo de decidir quien debe estar en primera línea y quién puede estar pero sin que se le vea…

    Menos aún, que el motivo sea que en la trayectoria vital de cada cual haya acumuladas experiencia y vivencias… como si nos sobraran… o alguien pudiera expedir certificados de lo que es vergonzoso o deja de serlo…

    Y menos todavía por reclamarse de izquierdas, Pintiparada y don Ricardo ya han dicho todo lo que yo diría, y lo hacen mejor.

    Cuando vi el 21N a Cayo Lara decir que IU iba a “recuperar la hegemonía de la izquierda” -qué hartazgo!- supe que estaba en el sitio correcto.

    Al leer esta entrada de Inés me reafirmo, soy de izquierdas y de aquí no me muevo porque creo que cabemos todos.

  8. [...] #Reiniciando el blog El blog de Inés Sabanés [...]

  9. Gerard dice:

    Os deseo que este 20N sólo haya sido el principio de la andanza, y que las izquierdas hallen el encuentro en breves.

  10. Erno dice:

    Ines, quería agradecerte el esfuerzo realizado hasta ahora, antes y durante la campaña, y agradecerte tu experiencia y opiniones para hacer de equo un partido más comprometido con la justicia social.
    En este periodo he coincidido contigo en un par de ocasiones y espero seguir haciéndolo.

  11. Alberto dice:

    A mi me parece que no hacéis autocrítica. No ha sido la falta de tiempo para daros a conocer lo que os ha impedido conseguir el diputado por Madrid, en mi opinión ha sido la irrelevancia e indefición política de vuestro proyecto. En una situación de excepcionalidad política como la que estamos viviendo con las democracias chantajeadas por el poder financiero especulativo, la propuesta de Equo es anécdótica, irrelevante y snob. Plantear que es el momento de hablar de las formas de hacer política y no del fondo de las mismas es pura estética, puro bluf. Y hacerlo quienes lleváis muchísimos años viviendo de la política profesional es cuanto menos ridículo y esperpéntico. No cuela y huele mal. Si en un contexto como el que ha puesto sobre la mesa el 15M, con un estado de oponión generalizado de cuestionamiento de la vieja política, no habéis conseguido fidelizar vuestra marca como para conseguir diputado, veo muy difícil que en los años que nos esperan de duro combate contra un capitalismo salvaje que nos va a ir recortando derechos y libertades, podáis haceros un hueco si seguís empeñados en cuestiones sólo estéticas. Para hacer frente a lo que nos viene va a ser más efectivo formar frentes amplios, unirnos, tejer alianzas, cada uno desde su especificidad, pero no competir entre nosostros, para garantizarnos un chiringuito.

  12. Pomelo dice:

    Algún pecado de juventud hemos cometido. Pero eso es natural. Creo que sigue habiendo motivos para el optimismo porque tenemos las ideas y la gente que pueden ilusionar al país. Después de popnernos las tiritas, hay que volver a tajo… y ahora sabemos más.

  13. Enric dice:

    A lo mejor si hubieseis mirado un poco más hacia el partido animalista, si hubieses estrechado puentes entre ambas formaciones creo que otro gallo nos hubiese cantado.

  14. Yo no voy a hacer ninguna crítica, aun siendo de naturaleza muy crítico. Nada es perfecto, y puestos a buscar, seguro que encontramos cosas que no se han hecho bien del todo. Pero ahí está Equo. Yo creo que es el momento de animar todo lo que se pueda a quien más ha trabajado por sacar la idea adelante y de arrimar el hombro. Hay que mirar al futuro con decisión, porque es la única salida que tiene la humanidad (si tenemos alguna). Y hay que mirarlo en verde. O seguirá volviéndose negro. Un abrazo solidario.
    JL Yela, profesor de Conservación Biológica.

  15. Hipo dice:

    El crítico no se limita a interpretar y evaluar la obra ajena, no es ecuánime, ni racional, ni sincero, sino esencialmente creativo, Oscar Wilde.

    Os animo a seguir como críticos

  16. Pomelo dice:

    En este país hace falta una formación ecologista y socialmente comprometida. Se pecó de exceso de optimismo sin apenas poder desplegar un poquito de pedagogía. Porque este país está verde (en ese sentido) y cuesta sacar a la ecología del debate izquierda-derecha. Y no es porque ese debate esté muerto, y menos aquí, sino porque una central nuclear poco segura es eso exactamente y no es una cuestión de izquierdas o derechas. No será fácil cambiar esas inercias, eso seguro. Pero hay que intentarlo a muerte.

  17. emilioj dice:

    Suscribo al 100% el comentario de Pintiparada. Inés, para mí es un orgullo compartir partido con gente como tú. Me parece demencial que alguna gente vea en la experiencia política un lastre, pero bueno, allá cada cual con su opinión.

  18. Capreolus dice:

    Precisamente yo, a pesar de ser licenciado en medio ambiente y tanbién ecologista, he votado a IU y no a Equo (auqnue si vote a Equo al senado, ya que aún pareciéndome un proyecto que aporta cosas positivas y que pueda ilusionar a gente en este país, su discurso en algunas cosas es ambiguo, no ha echado marcha atrás con suficiente claridad en le tema de Libia y no deja clara su oposición al capitalismo en una fase en que este nos hace mucho daño a la clase obrera. Hay detalles en IU que tampoco me gustan, pero otros que si, y para mi va a ser un referente inlcuso auqnue un día votase otra opción.
    Es curioso que gente que no diga nada del pacto con el Bloc diga que el pasado de Inés es un lastre. Sé que a Equo le interesa marcar ese terreno ambiguo de jugar a coger votos de la izquierda entre IU y el PSOE y el de gente de centro o más bien desideologizada que tengan cierta sensibilidad ambientalista…pero eso, que peuda salir muy bien cuando vengan bien dadas, puede salir tb muy mal, como ha sido ahora.
    Se epude decir que la politica entra en una nueva fase, o que ahora entran en juego otros ejes además del clásico izquierda y derecha, pero ese término no está superado, ni mucho menos, por desgracia está más de actualidad que nunca. Pero negar que haya izquierda y derecha es un error.
    a mi me hubeise dolido que Equo restase apoyos a IU, apenas ha ocurrido, aunque alguno , si, es obvio, y alguno podría haber dado más diputados a esta formación que lleva un programa muy similar a Equo, pero si esperaba que Equo pudiese absorver buena parte de los votos socialistas descontentos, y si no lo ha hecho, deberá analizar el por qué, y pq otras formaciones como PACMA (yo no soy animalista en todo caso), PUM+J y otra formaciones, que han tenido aún menos apoyo mediático,sin caras conocidas, no han tenido un resultado mucho peor.
    En todo caso suerte y no descarto votaros en un futuro, o que en todo caso, estemos en lucha en las cosas que toda la gente que forma Equo, desde los ecohippies a los ecopijos, podamos compartir. Pero mientras los partidos verdes de Europa no se posiciones claramente contra la OTAN, mi voto va a ser dificil. No se puede ser tan inocente en política internacional o sencillamente, tan proimperialistas. Hay que defender a la población civil, pero siempre y cuando lo otro que se espere sea algo mejor, y eso con la OTAN de por medio, mejor no va a ser. Nunca intervienen por hacer el bien, sino por dinero.

  19. Capreolus dice:

    No había leido a Don Ricardo, me gustá mucho su comentario, tb el de Alberto.
    Pero en Equo hay mucha gente que va de muy de izquierdas, y que en el fondo de izquierdas no tienen poco, y tb hay gente que no es nada de izquierdas o que su anti IU les ciega. Otra cosa es que en IU tb haya gente muy dogmática, pero si se pierden ciertos principios fundamentales, pues se pierde credibilidad.
    La izquierda es plural, y cabemos todos, y yo abogaré por el buen rollo y por tender puentes, pero Equo debe saber donde le han puesto las urnas, y creo que la mayoría de los ecologistas hemos votado a IU. Y yo, si a puntoi he estado de votar a Equo, es por gente como Inés, o como Joaquin Nieto.

  20. Contestando a Don Ricardo, y sin ánimo de desmerecer a nadie, no creo que negar ser de izquierdas sea ser de derechas (a pesar de los malos ejemplos que ha dado la historia española sobre quienes falsamente propugnaban esto). Eso es como decir «el que no está conmigo está contra mí». Es indudable que eQuo tiene muchas cosas de izquierdas en su programa. No obstante, se destaca de los principales partidos (ya sean de izquierdas o de derechas) en que es no-productivista y participativo.

    Se puede ser de izquierdas y productivista por no tener mejores ideas para generar empleo; se puede ser de derechas y productivista para lucrar a unos pocos. Pero creo que sólo hay una forma de ser no-productivista.

    El otro eje que nos caracteriza es la participatividad. Se puede ser de izquierdas y no favorecer la participatividad (por preferir una serie de poderes establecidos). Se puede ser de derechas y no participativo (por creer que la jerarquía es intrínseca en la naturaleza humana y mucho más eficiente). Pero democracia participativa y horizontalidad sólo hay una forma de favorecerla.

    Y creo que es aquí donde tendríamos que hacer énfasis, porque es nuestra identidad. A eQuo llega gente de muchos lugares. No cerremos la puerta a nadie que crea con sinceridad en nuestros principios.

  21. Marta dice:

    Que no haya habido grandes resultados a corto plazo no significa que no vaya a haberlos a largo plazo. Muchísimo ánimo y muchísima fuerza, tenéis todo mi apoyo. Habéis conseguido ilusionarnos, a mí y a mi familia. Hay mucha gente ahí afuera que está deseando escuchar propuestas como las vuestras. Una gran parte de la población está hastiada de la política y se avergüenza de debates en los que sólo hay lucha verbal, y en los que las propuestas reales de cambio brillan por su ausencia. Es muy difícil competir con el bombardeo mediático de los grandes partidos y llegar a la gente en un mundo donde las personas están demasiado enfrascadas en sus propios problemas individuales, pero estoy convencida de que lo vais a conseguir. Porque vuestro mensaje se vende solo. Simplemente es cuestión de esperar, el tiempo os acabará consolidando. Seguid así, y muchísimas felicidades por vuestra labor.

  22. Marta dice:

    Por cierto, me gustaría decir algo acerca del debate sobre las izquierdas y demás: creo que lo importante de un partido es el mensaje. Todo lo demás son etiquetas. Simples nombres. Por favor, no nos dispersemos en las definiciones, porque corremos el riesgo de perder lo fundamental: la esperanza de cambio y el respeto.

  23. Roberto Negro dice:

    Leo el artículo, los comentarios y observo que he estado muy confundido desde el principio y que no he debido entender nada. Cuando se nos pidió dinero, apoyo y todo los demás y me refiero al principio, cuando la fundación o como se llamara, entiendo que hablabamos de un futuro partido, movimiento, agrupación electoral o lo que fuera, verde (sin comillas), y quedaba entendido que las políticas conservacionistas vertebraban de abajo arriba el discurso social, y que, como parece obvio, difícilmente puede darse una política conservacionista desde marcos de crecimiento económico en clave liberal pues terminabamos convergiendo en clave “socialdemocrata” o lo que dios nos dé a entender (ahora sí con comillas). Si esto no va de conservación, de política medio ambiental y de directivas europeas, yo me he colado de medio a medio.

  24. teo dice:

    Totalmente de acuerdo con Marco y Marta. Las etiquetas sobran, lo importante es lo que defiendes. Si soy de izquierdas ¡viva el comunismo de stalin que trajo sus tanques a españa! Si soy de derechas ¡Vivan franco, Hitler y sus secuaces!
    ¡Por favor que estamos en el siglo XXI! Los DDHH solo tienen 50 años.¿Estamos a favor de la libertad de prensa?¿Puedo tener una bicicleta?¿Que hacemos para salvar el planeta? La tercera pregunta no tiene una respuesta de izquierdas ni de derechas por mucho que se coloreen ambas. Si no conservamos lo que nos queda no habrá nada que repartir. Basta ya de productivismo neoliberal o comunista que nos ha traido donde estamos. Basta ya de etiquetas. Basta ya de vender humo. Equo será lo que la ciudadania que lo integra decida

  25. Inés dice:

    Gracias a tod@s por este debate , la verdad es que se ha planteado en profundidad . Más allá de algunos comentarios que siguen mirando sólo la foto, la mayoría están más interesados en la película , para explicar los retos del siglo XXI , pensar y agrupar nuevos paradigmas para un mundo globalizado en el que-pese a los avances técnicos y posibilidades – los derechos más básicos : Agua, educación, sanidad , alimentación, justicia universal son negados a una parte inmensa de la humanidad .
    Creo q el siglo XX y la globalización introducen complejidad a la contradicción capital-trabajo tanto x nuevos modelos de producción, como x el uso irracional de los recursos q no es sólo un elemento del colapso ambiental del planeta – que ya es una razón y una responsabilidad de primera magnitud. Es que además la lucha x el control y la distribución de esos recursos ha generado los principales conflictos de final del XX y principios del XXI y elevadas cotas de poder ( con cesiones peligrosas de la democracia ) en las corporaciones farmaceúticas, alimentarias, armamentísticas o financieras.
    De la misma forma que otros modos de producción y las deslocalizaciones a gran escala han conseguido no sólo no consolidar derechos laborales + universales sino todo lo contrario poner en cuestión los que ya existían aunq sólo fuera en los países de nuestro entorno más inmediato.
    En este contexto tanto la visión de partidos verdes , como de las diferentes expresiones d las izquierdas tienen o deberían tener análisis y diagnósticos coincidentes en lo fundamental, aunque existan diferencias, en estrategias a la hora de hacer avanzar una visión global de las alternativas e incluso de algunas prioridades. Ninguna de estas visiones deberían ser incompatibles , aunque tampoco uniformes.
    Equo se ha esforzado en explicar q el modelo económico productivista y de uso ilimitado de recursos se ha colapsado y que la democracia representativa – sobre todo en nuestro país- también .
    Estos valores no cabe la menor duda , forman parte de las tradiciones emancipatorias , igualitarias y de equidad social. Pero además de teorizarlos Equo los está experimentando y proponiendo.Por eso queremos ser más movimiento que partido clásico.
    Y no digo más , porque todo este debate me sugiere un post , para seguir debatiendo junto con todos vosotr@s y muchos + que también están intentando entender como hemos llegado a la hegemonía de los valores y políticas conservadoras que en la práctica no proponen otra cosa que seguir alimentando la maquinaria que nos lleva al desastre y en la que la ciudadanía tenga – necesariamente- un papel pasivo.

  26. Hola Inés…estoy de acuerdo contigo. Añadiría que EQUO es un intento honesto, de gente honesta, y con un proyecto honesto. El futuro no está escrito, pero creo que deberá ser construido con muchas de las premisas a las que los más de 300.000 votantes (incluyendo Compromis), han dado su apoyo. Ese valor hay que optimizarlo y aumentarlo…sin prisas pero con constancia y ejemplaridad, dos de los principios en los que debiera basarse la acción política para ese futuro de EQUO..Se abren tiempos difíciles, pero nadie dijo que tenga que ser fácil avanzar, aunque las razones, sobre todo las sociales y medioambientales, nos lo estén demandando a “gritos”…, como habrá ocasión de escuchar en la reunión que empieza en Durban en breve…Un saludo Inés, y adelante…

  27. Federico dice:

    Para las personas (como Ricardo) que piensan que lo verde excluye lo social, ese es el error que casi todos tienen y que no hemos sabido comunicar al electorado (ni siquiera a algunos miembros de EQUO). No se puede separar la defensa del medio ambiente, de un modo de ver la vida y el mundo, con los DD.HH. y la defensa de lo social. Soy de la opinión que, precisamente, hay que hacer hincapíé en lo verde, porque la ecología política da soluciones a la crisis ecológica, sí, pero también a la crisis política (democracia radical, como se ha practicado en el seno de EQUO y que debe trasladarse a todos los ámbitos de la vida pública), a la crisis económica (con la reconversión ecológica de la economía, la promoción de empleos verdes, el reparto del trabajo) y la crisis social (la renta básica universal, el apoyo decidido al sector público, la educación, promoción de una salud pública preventiva frente a sanidad curativa). No se trata solo de reparto de la riqueza, pero sin cambiar un ápice el modelo productivo (productivista), como se deduce de los programas de PP, PSOE, IU o UPyD, sino de implementar un modelo anti-productivista, respetuoso con el medio ambiente, EN TODOS LOS CASOS, no buscando el crecimiento ilimitado. Si vamos a ser una mala copia de IU, me bajo del carro. Debemos incidir en nuestras fortalezas y no cambiar como veletas a las primeras de cambio por los malos resultados electorales, a la busca de votos de forma desesperada. En esa linea creo que la apuesta de coaliciones de EQUO con partidos nacionalistas ha sido un error, pues ya se ha leido cómo Baldoví ha dicho que se atenderán las propuestas de EQUO “siempre y cuando les convenzan”, es decir, que Compromís valorará en última instancia si quiere o no atender a EQUO. Estoy convencido de que tenemos que ser claros en nuestras propuestas, en las que creemos, y si la gente no nos atiende a corto plazo, es porque no ven la urgencia de luchar contra el cambio climático, el calentamiento global o la destrucción de la biodiversidad. Ya se darán cuenta.

  28. Javier dice:

    Me gusto el artículo, y leyendo todos los comentarios constato en general una cierta, más que critica, animadversión, desde posiciones de lo que podemos llamar izquierda tradicional, y me pregunto: ¿no vendrán del miedo a que ideologías “tradicionales” de izquierdas se vean superadas por otra forma de interpretar el término “izquierda” más actual y más acorde con el mundo de hoy?
    Creo notar en ellas esa clase de agresividad que genera la competencia cuando esta no gusta, ¿totalitarismo?, no lo sé pero lo parece, aunque puede que solo rabieta al ver crecer ideas nuevas y abrirse camino entre tanto tabú ideológico.
    Reitero mi apoyo a Equo y a todos los que como Inés creen que es posible un modelo nuevo, sin renunciar a unas ideas viejas de justicia en el sentido más amplio y más genuino de la palabra, justicia en el individuo, en la sociedad, en los pueblos, en el planeta, en nuestro medio ambiente que no solo son las plantas y los animales, que somos también nosotros. Creo que en la justicia está la base de todas las soluciones y por ella luchare siempre, y en este viaje no me importa de donde vengan los compañeros, siempre que caminen a mi lado.
    Creceremos juntos y juntos seremos mas justos.

  29. Capreolus dice:

    Yo lo que no entiendo, leyendo los programas y las políticas de alianzas, es pq algunos dejáis caer que Equo es más ecologista que IU, cuando IU lleva en su programa el desarrollo del desarrollo sostenible desde hace ya muchos años.
    qué tendrá que ver el productivismo comunista ocn IU :S
    Cuando el padre de la ecología en España, Pedro Costa, ha sido cabeza de lista por Murcia o en Valladolid lo era un miembro de ecologistas en acción…por citar ejemplos, y cuando Equo ha ido en alizanza con el Bloc, una especie de CIU valenciano, que de ecologistas tienen poco. Yo creoq ue cada unod ebe votar a quien le de la gana, pero informándose. A pesar de las similitudes programáticas, Equo a día de hoy puede llegar a mucha gente a la que IU no puede hacerlo, pq por lo que sea asocian IU al comunismo y el comunismo a regémenes totalitarios, lo cual es un error, pero como eso ocurre, me parece muy bien Equo, pero lo que no se pueden decir es falsedades. Y no, no se peude hablar de bloques y luego decir que no se es de derechas ni de izquierdas. O se dice una cosa o la otra. Yo jamás votaría a una formación política que no desarrollase el desarrollo sostenible en su progama, y puede que un día lo haga a Equo.
    Un saludo

  30. Carmen Molina Cañadas dice:

    Perdona Capreolus, pero que EQUO sí es mas ecologista que IU, creo que es bastante evidente y creía que quedaba claro en el programa que elaboramos con la aportación de una gran cantidad de gente motivada por la idea de plantear propuestas que sirvieran para crear un programa que nos convenciera a la mayoría. Hablando claro, no he oído a ningún representante de IU defender posturas decrecentistas, y, si no me equivoco, esa es la propuesta que defendemos en EQUO. Ha quedado claro en los últimos tiempos (desgraciadamente para el planeta y los que lo habitamos) que hemos superado en muchos ámbitos los límites del planeta, en cuanto a reposición de recursos ya agotados,regeneración de los ecosistemas después de ser sometidos a extracciones y desequilibrios bestiales… se podría citar una larga lista de insostenibilidades que desde equo queremos combatir abogando por un decrecimiento ( en cuanto a consumo de recursos finitos ) para poder crecer en otros ámbitos, como mas tiempo para dedicar a cuestiones no relacionadas con el productivismo sino con actividades mas placenteras y alejadas de la competitividad. Que por mucho que queramos no vamos a conseguir mantener una actividad productiva para que trabajen 7.000 millones de personas 8h/día sin que arrasemos el planeta como la plaga que somos.
    Otra cosa bien distinta es la que planteas con las alianzas que hemos establecido. En este tema si que creo (y no soy la única en creerlo) que nos hemos equivocado. Yo no conocía el BLOC por ser una formación regionalista que no tiene presencia en mi comunidad pero despues de ver las declaraciones que el candidato electo de compromís ha hecho y que tan alejadas están de lo que hemos defendido en los debates de elaboración del programa de equo, creo que esas alianzas nos perjudican y no nos suman simpatías sino todo lo contrario.

  31. Robin dice:

    Bueno algo de amargura por no conseguir diputado es normal, tenemos curiosamente muchos enemigos por todos lados que no quieren que emerjamos, también es normal, nuestra clave está en maximizar nuestra capacidad de comunicación en una estructura que estamos inventando y que aún no fluye lo suficiente.
    Pero lo principal esta ahí: poder absoluto del PP que conlleva.
    A/ Sociabilización de las perdidas de los jugadores de casino y de la orgia del ladrillo.
    B/ Privatización encubierta de la Sanidad y ruina de la educación pública para su privatización, esta, a cara descubierta.
    C/ Alargamiento de la vida de las centrales nucleares y quizás compra a Zarkozi de alguna nueva.
    D/ Privatización definitiva de la cultura como un bien más económico que social.
    Conclusión: Disminución de los derechos adquiridos de la clase media, segmentandola en una parte que aún podrá llegar justito a fin de mes y otra que se cae a niveles de subsistencía que parecían formar parte del siglo XIX.
    Por lo tanto la lucha está clara creo yo.

    Un saludo

  32. Capreolus dice:

    Es dificil creer Carmen que lo del decrecimiento va en serio con esa política de alianzas, pero en todo caso yo no dudo, aunque sí hay gente que lo hace, de la voluntad ecológica de Equo, y desde luego, menos lo dudo de sus votantes.
    Sin duda lo verde debe ser el eje central de cualquier política que se tome hoy en día. Yo no voy a entrar en valorar las diferecnias programáticas, que son pocas, me gustaría más buscar los puntos en común. El tema del decrecimiento es algo cuando menos debatido y tb en ocasiones defendido en IU. Primero en todo caso será repartir, pq si los pobres recogen las migajas de lo que se crece, no sé como quedaría la cosa si encima se decrece. Primero repartir y luego decrecer, o cuando menos, crecer lo que el planeta deje, que si sale negativo, pues se crece negativo.
    Espero que si Equo coge fuerza se acuerde de los ambientólogos como yo y de otros profesionales relacionados que estamos en paro, epor especialmente de una carrera que nació para dar soluciones a los problemas ambientales, y que exija que haya un MIMAM fuerte y con personal capacitado.
    Como digo he votado a Equo al senado, no por casualidad, creo que el proyecto merece una oportunidad,me gustan sus formas y su programa, y me sabe mal que Juantxo no saliese por Madrid para ver el comportamiento de Equo, que no veo muy diferente al de los partidos verdes europeos, con sus cosas buenas y sus cosas malas. Espero que Equo siga creciendo y que a su vez, busque alianzas sociales, y electorales si es que las situaciones obligan, siempre con el programa de Equo por delante.

  33. mara dice:

    Querida Inés

    Creo que como responsable coordinadora de campaña era esperable un análisis por tu parte con cierta dosis de realismo y autocrítica, y no con tantas ambigüedades y lugares comunes que no dicen apenas nada del espacio verde en el que estamos, ni aclaran sobre lo que ha occurrido y el porqué no se ha llegado al 3% en Madrid, cuando podía haberse alcanzado. La campaña electoral ha sido simplemente miope en estrategia al centrarse en mensajes de regeneración democrárica y procedimentalismo compitiendo con ello por un espacio político de izquierdas ya ocupado por IU, hasta el mismo lenguaje todo una mímesis, sin dar entonces ni un argumento de porqué votar a Equo y no a IU. Mensajes en favor de la radicalidad democrática que podían venir de cualquier fuerza política minoritaria.

    En la campaña lo que prima es la comunicación (no el programa, ha sido absolutamente errático si se valora en su detalle, por cierto de muy bajo nivel y con tratamientos a veces esperpénticos, como ejemplo el apartado de desigualdad es caótico y analfabeto; o el de educación todo lleno de mimetismos y generalidades tipo IU bajo el lema de “escuela pública contra privatizaciónes”, nada aportado desde el espacio verde donde estamos; otras partes muy buenas como la del empleo y economía o la de derechos digitales). En fín esto son los peligros de la simple participación cuantitativa y la democracia procedimental, que pueden engendrar grandes bodrios si no tienen otros mecanismos de corrección.

    La pauta eje de campaña ha sido enmascarar lo que más atraía voto de todos los lados: LO VERDE a secas (esto no quita el que se tenga un programa ambicioso en derechos sociales y equidad). Pero lo verde no puede hacerse equivalente a la izquierda, como tú pareces empeñarte y con ello no pareces comprender que se trata de otra escala y filosofía política (supervivencia versus productivismo) que se construye sociológicamente de muchos lados y no solo desde la izquierda radical. ¡¡Que error y que suicidio si continuais con esta estrategia mimetizando a ICV!!, Un partido que en Cataluña ocupa el espacio de IU y no el verde, pero es que en el resto del estado si existe IU. Solo con ver los vídeos promocionales que tú y los demás habeis hecho, siempre ocultando lo verde. “Un modelo de protección y de derechos estaba en juego”, no aclaras nada lo que quieres decir, lo mismo podría decir Cayo Lara !!! Y esto sigues afirmando ahora en este Blog como valoración post-resultados, como si creyeras que estamos en IU y como si nuestra marca es la de IU y competir por los mismos votos. Todo tú mensaje es ajeno a lo verde, y cuando dices algo es desconexo de las ideas centrales. No habeis sido ni capaces de adjetivar y hablar de los derechos que defendemos y nos distinguen de todo el resto de fuerzas políticas, los socioambientales. Precisamente lo que nos marca y diferencia !!!. Inés se nota mucho tu inseguridad y malestar ideológico, no pareces saber donde meter lo del “medio ambiente” y esto es un gran lastre para EQUO.

    Una campaña electoral que ha alimentado la confusión y ha dirigido el voto a IU, y así ha sido. Una IU que además llevaba ante los electores la marca y el girasol verde. En vez de centrarse en atraer votantes desde el capital añadido, de distinción y lo que singulariza a EQUO y el espacio político en “verde” (empleo verde, impuestos verdes, salud en verde, salida de la crisis en verde …. ) estos son los mensajes que habrían de haberse usado para aclarar a la gente que EQUO es el partido verde y no lo es IU. Pero en vez de ello, tan vital para el reconocimiento y la visibilidad de un nuevo partido como es EQUO habeis preferido lemas que invisibilizan nuestra identidad central, lemas fofos e incomprensibles: REINICIA !!!.

    Creo que toda dirección política que se precie ha de tener la valentía de responder con análisis sobre lo ocurrido, escritos, objetivados para la militancia y no dedicarse a decir: ahora a trabajar y con ello tirar balones fuera !!! o bién buscar la autoridad tecnocrática de “técnicos especialistas” que solo hagan malabarismos cuantitativos de cifras para ocultar el gran desastre electoral, que no se tapa contabilizando los votos de partidos tan alejados como los nacionalistas de Compromís. La tentación de la autocomplacencia y el ocultar con trampas contables las bajas cifras electorales no es ni mucho menos un indicador de transparencia y salud democrática de lo que tanto se presume. Es inaudito para todo partido verde que se precie el ocultar su marca de distinción tal y como se ha hecho durante la campaña y hablar como una izquierda radical, más y sabiendo que la preocupación y sensibilidad verde es interclasista e interideológica y no viene solamente de la estrecha franja de la izquierda radical o comunista (la categoría socialmente amplia es ser verde, y no el ser “ecosocialista” como pareceis empeñaros eliminando con ello muchos apoyos y votantes potenciales, y con ello hipotecando la implantación y el crecimiento del proyecto como ha ocurrido en otros países).

    Ya va siendo hora de dejar de emitir tanto discurso encerrado en el estrecho almacén de la izquierda. Te recuerdo que somos verdes, esta es la identidad fundamental, y dentro somos variopintos, también de izquierdas, como no, pero no somos una IU-bis.

    Estamos esperando las valoraciones responsables de un equipo de dirección que valorara autocríticamente el porqué de unos resultados electorales tan pobres que parecen los mismos que se sacan desde hace veinte años mediante los sucesivos intentos de los minúsculos partidos verdes (sin liderazgos, sin recursos, compitiendo entre sí ….) …. Pero lo curioso es que ahora se han dado en el mejor contexto político posible de caida en picado del PPSOE y de votantes en horfandad política, con la inexistencia de otras listas verdes en competición, con un tratamiento de prensa escrita y radio como nunca en la historia política de 20 años, con el fuerte apoyo del Partido Verde Europeo, con un liderazgo relativamente conocido de Uralde….

  34. Capreolus dice:

    Creo que Mara está acertada en su análisis. Un amigo mio de Greenpeace que votaba IU siendo ecosocialista cuando apareció Equo y le ilusionó mucho y a mi me contagió un poco esa ilusión, de hecho yo tengo a Equo en mi face desde que nació como organización y no a otros partidos, y un día me vino a decir como que IU estaba acabada… y yo le dije que una cosa es que Equo pudiese tener futuro, y que otra cosa es que IU con sus debates o lo que se quiera, estuviese acabada. Creo que Equo debe buscar su espacio en lo verde, con un programa de equidad que sea de izquierdas, pq irremediablemente lo es en la mayoría de temas, pero haciendo hincapié en lo verde, en la necesidad de acabar con el productivismo, en la necesidad de mantener la biodiversidad,… campos que llegan a mucha gente, y si bien IU más o menos desarrolla un programa ambientalista, hace más hincapié en otros temas, y ahí es dónde a Equo le hubiese ido mejor. Creo que es bueno que ambas formaciones ocupen su propio espacio, que aún con programas similares, son espacios diferentes, y que ninguna de ellas trate de hegemonizar lo que hay la izquierda del PSOE. Desde luego la Ley electoral no ayuda tampoco, y cuando menos debia ser ahora prioridad de todos que se consigan circunscripciones por CCAA, ya que la única plantéa problemas y sería muy dificil además de consiguir. Y luego ya Equo si un dia tiene fuerza que no tenga problema en aliarse con IU o con quien sea para defender puntos de su programa. Alianzas de ese tipo ha habido en Francia, p ej, pero no me gustaría que hubeise un boikot a la izquierda como en Alemania, Chequia u otros paises.
    Y debo agradecer a la direción de Equo y tb a la de IU el que no se hayan atacado en campaña. No ha sido asi entre algunas de sus bases, pero eso era inevitable y hay que entenderlo como algo normal.
    Ahora será la calle la que nos toque a todos como punto de encuentro y espero que Equo haga fuerza para influir en el PP lo poco que pueda en sus políticas ambientales y demás aspectos de su programa.
    A IU le digo lo mismo, pero ahora hablo para Equo.
    Creo que el debate que tiene Equo es si es un partido ecosocialista como ICV, o un partido verde sin más, con las ambiguedades que eso puede tener, pero que creo que es lo que pide la mayoria de sus militantes.
    Un saludo.

  35. Juanita Calamidad dice:

    Resumiendo y reforzando algunos comentarios: Equo debe tranquilamente tener su debate de qué es y qué no es. Yo, y parece que muchos como yo, creemos que equidad es igual a izquierda radical. Radical en el sentido de ir a la raíz de la injusticia y de la desigualdad. El tema del productivismo, de la autonomía personal, de la participación, de la igualdad, de la interculturalidad…son raíces que no se vieron por las primeras izquierdas, porque las circunstancias eran otras. En cualquier caso, no se puede seguir construyendo un partido si no se tienen claros ciertos consensos. Algunos saldrán y otros vendrán. Pero no podemos ser un partido “light”. ¿Qué seríamos entonces, una marca “bonita”? No, gracias.

  36. Isabel dice:

    Comparto bastante lo escrito por Ines. Equo tiene posibilidades de seguir creciendo y presentarse con más fuerza a la próximas elecciones europeas. Si se hace bien y se aprovecha el altavoz que puede representar la presencia de Compromis-EQUO en el Congreso de los Diputados se va a poder mantener una relevancia mediática imprescindible para llegar a ser conocidos por la mayoria de la población.
    La pluralidad de España ha de ser muy tenida en cuenta si se quiere avanzar y, parece mentira, la facilidad con que se critica al BLOC en algunos comentarios no es mas que el desconocimiento mas absoluto y la cortedad de miras de quien cuando se señala la luna solo ira la punta del dedo.

  37. Nacho Martin dice:

    Se acercan las elecciones andaluzas, y está la cosa muy apretada en cuanto a la opción de gobierno que pueda salir el próximo marzo. Leyendo en el foro y analizando interiormente los apoyos recibidos a nivel de andalucia pero también a nivel estatal, no llego a imaginar que postura tomarán; se presentará una candidatura independientemente a otros partidos, se tratará de ir en coalición con algún partido con programas afines… En la comunidad Valencia creo que se cometió uno de los mayores errores, no se si ese error pueda volver a repetirse uniendose al PA (comparación a nivel andaluz del pacto previo en Valencia).

  38. Isabel dice:

    Ji,ji,ji,….donde se ha obtenido representación (Comunidad Valenciana) es donde se cometió uno de los mayores errores. Ji, ju, ja,…, con estos amigos no se necesitan enemigos!!!

  39. Ana cano dice:

    Quiero pedir disculpas en especial a Ines y a todos los compañeros que se han podido sentir molestos por mi comentario anterior. Soy muy bisceral,estaba muy decepcionada por los resultados y al leer el artículo de Inés me pareció ver más el mensaje del político de los partidos al uso,mucho de buenas palabras y poco de autocrítica, y me cebé en ella.
    Lo siento porque valoro su capacidad esfuerzo y aportación al proyecto Equo, pero por ser demasiado escueta y radical en mis comentarios he dado lugar a interpretaciones distintas a lo que trataba de transmitir.
    Yo también he sido y sigo siendo de izquierdas, eso se asume por muchas personas y formaciones con las que coincideremos frecuentemente en una de nuestras tres patas,pero no siempre lo haremos ni en la visión “ecologista” ni en el concepto de democracia participativa y si lo hacemos no con la misma intensidad. Eso es lo que desde mi punto de vista nos diferencia, y son las diferencias lo que tenemos que resaltar. Mi queja al referente “izquierda” iba en ese sentido que me llevó a la exgerada conclusión de que el pasado en IU de Ana pudiera ser un lastre.

  40. Antonio Ezquerro dice:

    He leído a mi manera los comentarios y la verdad creo que soy un “burro” no he entendido nada.
    A ver explicarme algo como si quisierais que yo ingresase en EQUO y acabo de llegar de Marte.
    EQUO partido político? Izquierda Derecha? eco-política? Ni Idea. Mi disco Duro no hace otra cosa de emitir BIp..Bip..Bip… Algo no funciona
    Salud y EQUOlogía para tod@s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>